El restaurador Salvador Guzmán recuperará un valioso Crucificado renacentista de las Trinitarias de Alcalá la Real


El convento de las Trinitarias de Fuente del Rey en Alcalá la Real (Jaén) acogió en la tarde del viernes 27 de junio la firma del convenio entre dicha congregación y la Fundación Caja Rural de Jaén, para la restauración de un Cristo Crucificado del siglo XVI. Se trata de un proyecto que se lleva fraguando desde hace varios meses a instancias de los hermanos Raúl López y Fran Valverde de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús y Santa Caridad de Alcalá la Real, y en el que el conservador-restaurador Salvador Guzmán ha sido designado para la recuperación histórica-artística de esta valiosa escultura renacentista.


En el acto de presentación la hermana Trinitaria sor Lucía Madueño explicaba como la talla sufrió importantes daños al ser ocupado el edificio religioso como cuartel miliciano durante los trágicos sucesos acaecidos durante la Guerra Civil Española, que produjo agresiones y destrucción de un importante número de obras de arte. Según el testimonio de las monjas trinitarias, este Cristo sufriría también importantes desperfectos en los primeros meses de la Guerra Civil, cuando el convento, entonces en la calle Utrilla de Alcalá la Real, se convirtió en un cuartel  y “los milicianos destrozaron cincuenta y cuatro imágenes; unas las  quemaron y otras las tiraron a un pozo”, recalcó la religiosa.


Por su parte, el restaurador egabrense Salvador Guzmán, que dirigirá el equipo que llevará a cabo la rehabilitación de la talla del Crucificado, ha destacado que se trata de una imagen que “a pesar de haber sufrido una importante agresión  iconoclasta, no ha perdido su valor devocional”, al tiempo que ha explicado que la actuación “se va a iniciar con la recuperación de los elementos degradados, para posteriormente recuperar la policromía, para lo cual, afortunadamente disponemos de gran cantidad de color original”. Guzmán ha precisado que “estamos ante una talla que tiene todas las características de una imagen renacentista del segundo tercio del siglo XVI, que aún mantiene ciertas expresividad gótica. Estas características así como su tamaño lo convierten en una imagen muy valiosa, tanto que se le puede considerar incluso más hermoso que el Cristo que ahora mismo ocupa el altar mayor”.


El proyecto de conservación y restauración, que se desarrollará en un plazo de unos ocho meses, se desarrollará en los talleres del maestro restaurador en la localidad de Cabra, y según los datos aportados por el gerente de la Fundación Caja Rural de Jaén, Luis Jesús García-Lomas, dicho organismo realizará una aportación económica a la propia congregación de las Madres Trinitarias, que se unirá a las que realicen la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús y Santa Caridad y la Fundación Aguilar y Eslava de Cabra, que también colabora en el proyecto.


De esta forma la recuperación del Cristo renacentista de las Trinitarias de Alcalá la Real participa de la promoción cultural y del patrimonio histórico-artístico de la provincia de Jaén, adscribiéndose al programa “La Rural Patrimonio” de la Fundación Caja Rural de Jaén, que pretende la recuperación de obras de arte, a través del patrocinio de su restauración o puesta en valor.




Entradas populares