EL MISTERIO DEL BARRENILLAS



A continuación reproducimos el artículo que publica en el blog “Caligaverunt Oculi Mei” (http://senublaronmisojos.blogspot.com.es/) sobre la iconografía de los Preparativos de la crucifixión  en la historia del Arte.

El Martes Santo de 2014, la hermandad del Cristo del Amor incorporará a su desfile procesional un tercer paso: el misterio que, con el confuso nombre de Crucifixión el pueblo de Lucena conoce como Barrenillas. La imagen principal es, como no podía ser de otra manera, la de Jesús, que está siendo despojado de sus vestiduras. Al igual que el resto de figuras, fue ejecutado por el lucentino Pedro Muñoz de Toro y Borrego (1793- 1873) en el primer tercio del siglo XIX.

(Foto de José Antonio Invernón)
(Foto de Manuel Espejo)

De las cuatro imágenes que componen el misterio, que formó parte de las hermandades del Carmen y la Vera Cruz, la más carismática es, sin duda, la que representa a un joven en actitud de realizar los agujeros de la cruz. Para horadar la madera emplea una barrena, instrumento del que surge el cariñoso mote de "Barrenillas" que, por extensión, pasa a denominar a todo el paso.

Este pequeño y sonriente sayón no es, como parece lógico, exclusivo del misterio de Lucena. Muñoz de Toro contaba con numerosos precedentes, tanto en pintura como en escultura o grabado. Iconográficamente, nuestro Barrenillas podría aparecer en tres representaciones distintas de la Pasión: el momento en que Jesús es despojado de sus vestiduras; mientras se encuentra esperando para ser crucificado; y en el preciso instante en que van a insertar los clavos, para lo que es necesario practicar los agujeros en el madero. 

El pintor y grabador alemán Alberto Durero (1471- 1528) va a realizar una aportación fundamental a la iconografía cristiana: su colección de grabados. En una colección en la que trata escenas de la Pasión de Cristo incluye la Crucifixión, donde podemos apreciar cómo un sayón, con una pierna apoyada sobre la cruz, ultima el agujero para introducir el clavo.

 Durero tuvo una enorme repercusión en el arte, siendo seguido por numerosos escultores que, cuando se enfrentaban a un encargo, no dudaban en consultar su obra, que gozó de una importante difusión. En Valladolid, Melchor de la Peña inserta en su versión del tema, culminada en 1629, un sayón con barrena. Las ciudades de Benavente y Zamora también guardan misterios de Jesús Despojado, conocidos allí como "la Desnudez", con grotescas figuras con barrena.


 En Andalucía tiene gran aceptación la iconografía que, bajo el nombre de Humildad y Paciencia, representa a Cristo esperando a que llegue el momento en que sea clavado en la cruz, pudiendo procesionar con o sin misterio. Cuando la hermandad ejecuta el misterio, éste representa los preparativos de la crucifixión. Muestra de ello la encontramos cada Martes Santo en Jerez de la Frontera, en un misterio tallado en 1939 por Ramón Chaveli. En la delantera del paso se exhibe, sobre el suelo, la cruz. A la derecha del espectador, el Berruga clava con un martillo la cartela; a la izquierda, el Bizco, usa la barrena para hacer los agujeros.


 Sin salir de la provincia de Cádiz, en El Puerto de Santa María, la hermandad del Desconsuelo procesiona un misterio muy similar, salido esta vez del taller de Castillo Lastrucci, que pudo tomar como referente el paso jerezano.


Ya en la provincia de Sevilla, la hermandad de la Humildad de Marchena hizo rodear a su titular de un misterio de José Paz Vélez con el Macaco, que en la trasera del paso agujerea la cruz.
 
La barrena también está presente en el misterio del Cristo de las Penas de la trianera cofradía de la Estrella. En cambio, no la lleva ningún personaje sino que se exhibe posada sobre la cruz.
 
Otros misterios andaluces, en este caso de Jesús Despojado, si bien han incluido una figura que prepara la cruz, no lo hace con una barrena sino con un martillo. Lo podemos ver en la hermandad de los Mutilados de Huelva o en el Despojado de Sevilla.

 
Finalmente, en este brevísimo repaso, no podemos olvidar una obra fundamental en la Historia del Arte: el Expolio de El Greco, artista del que este año se conmemora el IV centenario de su nacimiento.



Entradas populares