PREGÓN DE LA VIRGEN DEL CARMEN DE BONANZA

El pasado sábado 6 de julio tuvo lugar en la parroquia del Carmen de Bonanza en Sanlúcar de Barrameda, el tradicional Pregón de la Virgen del Carmen de Bonanza de la popular hermandad marinera de la desembocadura del Guadalquivir. En esta edición de 2013, el pregonero fue Salvador Guzmán, que recientemente había realizado trabajos de conservación y restauración de la imágenes titulares de la Virgen del Carmen y su Hijo.

En un templo lleno de cofrades y vecinos bonanceros, se desarrollaría este emotivo acto pórtico de las fiestas carmelitanas de Sanlúcar. El pregón se abría a los sones de de la Banda de música de Ntra Sra. de Palomares de Trebujena, y a continuación la conocida presentadora local Nina Pérez Márquez haría una presentación general del acto a celebrar, dando la palabra a Francisco Pacheco Isla, Presidente de la Fundación Puerta de América que realizaría la presentación del Pregonero. En sus afectuosas y cariñosas palabras, Pacheco desgranó la trayectoria personal y profesional de Salvador Guzmán, insistiendo en su desbordado amor por Sanlúcar de Barrameda y las cosas de esta tierra.

A continuación, Salvador Guzmán iniciaba su Pregón con una entrada poética dedicada a la Virgen del Carmen y su anhelada coronación, y la Banda de música de Ntra Sra. de Palomares de Trebujena, interpretó la marcha: Margot, de Turina. 




A su término, el pregonero citaría precisamente a Turirna y su relación con Sánlucar para explicar la relación afectiva que él también tiene con esta ciudad. Seguidamente, Guzmán haría su propia presentación apoyándose para ello en unos versos del poeta egabrense Manue Ruiz Madueño, y terminaría con la salutación oportuna a las autoridades y publico presente, entre los que se encontraban el Hermano Mayor de la Esperanza de Triana y el Presidente de la Cámara de Mareantes de Sevilla.



Después de reflexionar sobre el hecho  pregonar, Guzmán confesó su enamoramiento con la ciudad de Sanlúcar y fijó su atención sobre el mar y el río, elementos esenciales de esta tierra, que la hace única;  recitando unos versos del poeta ultraista, Pedro Garfias.

En la parte central del Pregón, Guzmán hablaría sobre la etimología del término Bonanza y su total adecuación a aquel lugar y como en este sitio legendario de abrigo a la embarcaciones y a los navegantes se construiría una ermita para la Virgen en sus distintas advocaciones marineras: Guía, Barrameda, Buen Viaje, y finalmente del Carmen, una imagen dieciochesca que se convertiría en la Reina del Mar, y a la que desde siempre cantaron los poetas de Bonanza, dando paso a la intervención de Manuel Lobato Reinoso.



Tras la poesía de Manolo Lobato, el pregonero continuaría haciendo referencia al rito de la Coronación Canónica de las imágenes de la Virgen y lo que supondría para Bonanza y Sanlúcar entera coronar la Virgen del Carmen, terminando esta parte con otra lectura poética.

Pero hay otras historias, que no están registradas en los documentos, ni en los libros... y fue entonces cuando el pregonero relató las vivencias de un viejo marinero "áspera piel morena, curtida por muchos soles y por el agua salada…" un sentido recordatorio y homenaje a nuestros mayores.



Y en la parte final del Pregón, "Marinera por Triana", un emocionado recuerdo de las vivencias recientes de los que acompañaron a la Virgen del Carmen a finales de junio en su viaje después de su restauración desde Triana a Bonanza. Relato poético a través de los ojos de un niño trianero que quiso ser costalero y marinero de la Virgen. Y seguidamente la Banda de música de Ntra Sra. de Palomares de Trebujena, interpretó Esperanza Marinera de Abel Moreno.




Y como esta travesía desde Sevilla a Sanlúcar, ya se hizo también hace 25 años, quien mejor que Antonio Rodriguez Sánchez "Pirri" para que recitará unos versos de recuerdo a aquello acontecimientos, él que siempre estuvo cerca de la Reina del Mar...





El pregonero terminaría su discurso dando gracias a Dios estar allí, por haber sido elegido para el cuidado de la Virgen, por haber compartido su dicha con ella, con la ilusión de verla pronto coronada y, como aquel niño de Triana, confesando que se iba con dos secretas penas: no haber sido marinero, ni haber nacido cerca del mar… Y terminaba sus palabras con una oración final dedicada, como no, a la Virgen del Carmen de Bonanza.



 






AQUÍ PODRÁ VER ÍNTEGRAMENTE EL PREGÓN Y ENTEVISTAS:
Programa Entre Varales nº 49 de Costa Noroeste TV


Entradas populares