La Virgen del Carmen de Sanlúcar navegará por el Guadalquivir desde Triana




La Virgen sanluqueña del Carmen de Bonanza, actualmente en restauración, se presentará en la capilla de los Marineros y embarcará en la calle Betis hacia su localidad de origen. El barrio de Triana y, en particular, la calle Betis será escenario dentro de un par de meses de un acto religioso de indudable sabor marinero. La capilla de la hermandad de la Esperanza de Triana servirá de marco, allá por finales de mayo o principios de junio, para la celebración de la misa solemne de acción de gracias por la feliz culminación de la restauración de la Virgen del Carmen de Bonanza, de gran devoción en Sanlúcar de Barrameda, embarcando acto seguido la imagen a bordo de una nave que le trasladará en procesión fluvial, a través del río Guadaquivir, hasta su localidad gaditana de origen, Sanlúcar de Barrameda.

Aunque aún quedan detalles pendientes de concretar, caso de la fecha de celebración, la idea, según confirmó a este periódico el hermano mayor de la corporación de la calle Pureza, Alfonso de Julios, es que la capilla de los Marineros acoja un acto solemne con exposición de esta talla de la Virgen del Carmen, cuya restauración lleva a cabo en la localidad cordobesa de Cabra el restaurador Salvador Guzmán Moral .

A continuación, como es deseo de la hermandad del Carmen del Bonanza –nombre del barrio pesquero donde se asienta su parroquia–, la imagen de la Virgen será embarcada en la calle Betis a bordo de un barco que realizará la travesía hasta Sanlúcar de Barrameda, como los antiguos vapores que enlazaban el arrabal trianero con esta localidad costera gaditana.



Atribuida a Benito Hita del Castillo, la imagen de la Virgen del Carmen, obra del siglo XVIII, fue retirada del culto el pasado mes de febrero y trasladada a la localidad cordobesa de Cabra, donde está siendo intervenida por Salvador Guzmán gracias al patrocinio de la Fundación Puerta de América. Su restaurador, discípulo declarado del profesor sevillano Juan Manuel Miñarro, asegura que la imagen se encuentra en buenas condiciones y que la intervención consiste en abordar diversas “tareas de mantenimiento”, caso de la recuperación de parte del dorado de sus ropas. Fue en realidad Miñarro quien en el año 1988 realizó una restauración integral sobre esta imagen, faro y guía del barrio sanluqueño de Bonanza, atribuyendo su ejecución a Benito Hita del Castillo.

Es tal la devoción que esta talla de la Virgen del Carmen despierta en su barrio y entre los sanluqueños en general que el 28 de septiembre pasado su hermandad aprobó en cabildo extraordinario solicitar la coronación canónica de la imagen, estando el expediente ya en curso. La hermandad de la Esperanza de Triana, a través de su hermano mayor, ya mostró desde un principio su plena disposición para acoger este “acto tan bonito que entronca directamente con los orígenes y la trayectoria de nuestra hermandad”.
Fuente: El Correo de Andalucía

Entradas populares