Nueva corona para la Dolorosa de la Aurora


Un domingo 1 de diciembre de 1996, tuvo lugar la Solemne Bendición de la Imagen de Nuestra Señora de la Aurora, cotitular de la Hermandad de la Oración en el Huerto de Cabra, a cargo del entonces Vicario Episcopal de la Campiña cordobesa, D. Carlos Linares Delgado.

La hechura de aquella Imagen había sido aprobada por la Junta de Oficiales, el 1 de mayo de 1995 y ratificada por su Cabildo de Hermanos, con fecha 9 de julio de aquel año. Su artífice y creador sería el escultor y hermano de la Cofradía D. Salvador Guzmán Moral, quien ofreció, de forma totalmente desinteresada, lo mejor de sí mismo para conseguir aquella nueva Imagen, acorde con las aspiraciones y deseos de la propia Hermandad.

Para la especial y extraordinaria ocasión, el bordador cordobés D. Antonio Villar Moreno confeccionó una artística saya con bordados de oro fino de estilo asimétrico sobre terciopelo negro, y los talleres sevillanos Orfebrería Andaluza de Manuel de los Ríos ejecutaron una magnífica corona imperial en metal plateado.

Hoy dieciséis años después, el pasado 1 de diciembre de 2012, hermanos de la cofradía y miembros del patronato de la Fundación Aguilar y Eslava han probado una nueva corona a la imagen de la Virgen de la Aurora.

Esta nueva corona es muy similar a la anterior que despareció por hurto hace unos años, y como la original es también una magnífica obra del taller sevillano de Manuel de los Ríos. La nueva presea que, como la de entonces, dignificará a la Dolorosa de la Aurora como Reina y Señora, será un ofrecimiento y cesión a tan señalada Imagen por parte de la Fundación Aguilar y Eslava, Antiguo Real Colegio de la Purísima Concepción, que de esta forma sigue la línea de colaboración que mantiene con las cofradías egabrenses, en la mejora y apoyo al patrimonio artístico y cultural.

La Divina Providencia es el término teológico que explica la intervención activa de Dios en la ayuda de los hombres. Si bien Dios es el autor soberano del destino, a menudo se sirve de la cooperación de los hombres, otorgándoles la posibilidad de obrar por sí mismas, de ser causa unas de otras. Por ello es probable que mucho vean en la Divina Providencia, la realización de esta nueva corona para la Virgen de la Aurora y la explicación de muchas de estas circunstancias y coincidencias ...

LDVM ("Laus Deo, Virginique Matri")

Entradas populares